Ciclo VI: premenstrual

“No mires atrás buscando la luz, pues perderás los dones de la oscuridad; Busca en tu interior y observa la luz que de ella nace”

(Luna Roja. Miranda Gray)

En esta fase, puede aparecer lo que se conoce como “síndrome premenstrual” con síntomas como la fatiga o la irritabilidad.

Esta etapa generalmente puede venir cargada de creatividad, que es la propia energía creativa del óvulo., pero también la destrucción… Así que es el momento idóneo para viajar hacia tu interior, evaluar lo que sembramos en el periodo anterior, relajarnos, compartir lo aprendido y conectar con nuestros deseos para volver a sembrar. Es una fase de análisis de nuestra propia vida, de lo que nos aporta y lo que no, y discernir para elegir lo que queremos aceptar y pero mejorar para avanzar o eliminar de nuestro día a día.

Esta es la fase que Miranda Gray vincula al arquetipo de la hechicera. La que se corresponde con la luna menguante o el otoño. Donde hay un descenso de la energía física, y representa una conexión hacia nuestra naturaleza femenina.

QUÉ LE OCURRE A MI CUERPO:

En la fase premenstrual, del día 21 al 28, dentro la fase lútea, la progesterona comienza a subir y bajan los niveles de estrógenos. Al no haber fecundado el óvulo, todo el tejido endometrial empieza a degradarse.

La bajada de serotonina produce un “bajón” que puede llevarte a un estado depresivo o a cambios de humor más acusados, sobre todo en los días más cercanos al sangrado. Intentamos compensar esta bajada con un aumento en el consumo de glucosa; queremos más azúcar, pero el pico de glucosa, al bajar lo que provoca es aún más antojos y mal rollo. Ayúdate con alimentos ricos en triptófano (pavo, pollo, semillas de calabaza…) y que te dé el solete!! Esto subirá tu ánimo.

La sensibilidad a la insulina baja, por tanto, los carbohidratos no se toleran bien, la insulina permanecerá alta más tiempo si consumes pan, pasta o azúcares, y hay más probabilidad de almacenar grasas. Así que resiste!!

Energéticamente tu cuerpo se siente flojo. Es buena idea bajar el nivel de esfuerzo físico si entrenas o te das mucha tralla con el yoga.

Puede aún existir riesgo de lesión debido a la laxitud de los tejidos como consecuencia de los altos niveles de progesterona (estudio). Por tanto, aunque puedes seguir trabajando fuerza a menor intensidad pero vigila muy mucho la postura y alineación de tu cuerpo para proteger sobre todo articulaciones.

Si lo que te apetece es quemar grasas, aumenta el cardio. Unas cuantas vueltas más del saludo al sol te ayudarán en ello, o cambia hábitos durante estos días como caminar del metro al trabajo, o hacer una caminata a primera hora de la mañana, subir escaleras…

QUÉ LE OCURRE A MI ALMA:

Aprovecha esta creatividad o energía destructiva en alguna actividad artística. Hacer algo que te conecte contigo misma te ayudará a encontrar calma en esta fase cuyos cambios de humor son tan evidentes.

Sentirás como tu intuición se dispara, conectamos con nuestra esencia más profunda, la de la hechicera, la bruja. Cree en ella, a veces nos da pistas que no queremos ver.

Las energías sexuales quizá te inviten a buscar el autoplacer y… ¿por qué no?

QUÉ LE OCURRE A MI MENTE:

Los cambios de humor están muy vinculados a cómo nuestra mente procesa todo lo que recibe del entorno. Como consejo, te animo a que te observes muy de cerca y sientas con qué y cómo reaccionas cuando lo haces.

Cuando esto sucede, imagina que eres vulcanóloga. Que tu pensamiento es la lava que se dispara y sale del volcán de tu cuerpo si dejas que la emoción te domine y suba después de que la lava comience a ebullir en tu estómago y acelere tu pulso. Ve a la raíz, al inicio, a la sensación física que surge cuando algo te hace reaccionar. Párate, respira, deja que pase y evitarás no sólo las consecuencias hacia los demás, principalmente hacia tí misma.

Si, además, sigues tu registrando todo en tu calendario, esto te ayudará a anticiparte y a asentar un nuevo patrón de conducta

CÓMO PUEDE AYUDARTE EL YOGA:

Una práctica activa en la que realices unas 12 vueltas al saludo al sol (si quieres puedes combinar A y B de Asthanga) acelerarán tu ritmo cardíaco, acelerando tu metabolismo si lo que quieres es quemar un poco, y mantendrán tu mente ocupada y a raya durante un ratito.

Debido al riesgo de lesión, te aconsejo que el resto de la sesión la dediques a hacer movilización correcta de la columna y la pelvis y asanas básicas de flexión, extensión y torsión, sin forzar ni hacerte daño. No vayas al límite, no lo necesitas.

Las asanas de equilibrio pueden aportarte enraizamiento, por eso de que conectar con la tierra nos baja a la energía a la que pertenecemos, y dejamos de estar tan voladas mentalmente.

Si tienes alguna secuencia diseñada para tu propia practica durante esta fase, me encantaría que la compartieras con nosotras y nos contaras cómo te hace sentir, en qué y cómo te ayuda.

Con cariño,

Miriam.

One response to “Ciclo VI: premenstrual

  1. Estoy encantada con todos tus post sobre los ciclos. Me han ayudado muchísimo a entenderme a mi misma y empezaré mi propio Ciclograma para conocerme mejor. Tengo mucha ilusión y haré todo lo posible por estar en el Retiro en Tierra de Budas en este mes. Muchas gracias por compartir tus conocimientos porque nos ayudan a profundizar en nosotras. gracias, gracias, gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s