Ciclo IV: Fase preovulatoria

Diseño sin título (11)

“Todos los meses pasarás por una etapa de renacimiento: después de cada menstruación serás como una virgen otra vez”

Luna Roja, Miranda Gray

En esta fase, según Miranda Gray, nos identificaríamos con el estereotipo de la virgen, pero no con la imagen de la virgen católica, sino la que está abierta a cualquier experiencia nueva, con énfasis y alegría. Estamos en nuestra primavera!

QUÉ LE OCURRE A MI CUERPO:

  • Nos encontramos aún en la fase folicular. Ahora, nuestros ovarios, están preparando un nuevo óvulo que expulsar.
  • Se va formando el endometrio que acogerá a dicho óvulo.
  • Los niveles de estrógenos comienzan a subir progresivamente.
  • Al inicio de esta fase, nuestro metabolismo sigue siendo algo lento, pero esto va cambiando a lo largo de estos días. Existe una alta tolerancia aún a los carbohidratos, y vamos perdiendo apetito (esto tiene su sentido si pensamos que la mujer, en esa fase, tiene que preocuparse más de encontrar al macho, que de alimentarse 🙂 ).
  • Los líquidos retenidos comienzan a fluir mejor, por tanto nuestra piel se verá mejor y veremos también más definición muscular.
  • Gracias también a los estrógenos, nuestro cuerpo asimila mejor el calcio.
  • El cuerpo se siente renovado, dinámico, enérgico.
  • Hay mayor tolerancia al dolor.
  • Sexualmente nos encontramos más activas, aunque es un momento “seco”; hay menos flujo vaginal.

QUÉ LE OCURRE A MI MENTE:

  • Tenemos mayor capacidad de concentración y atención. Es muy buen momento para asimilar y poner en práctica aquellas ideas que surgieron durante la menstruación.
  • Es momento de claridad mental.
  • Alto poder personal y de decisión.
  • Nos sentimos más sociables.

QUÉ LE OCURRE A MI ALMA:

  • Tus energías se ven renovadas.
  • Te sientes más segura.
  • Más independiente.
  • Dinámica, fuerte y decidida.
  • Te sientes también más coqueta.
  • Más ganas de divertirte.

CÓMO ENFOCAR TU PRÁCTICA DE YOGA:

Visto que tenemos mayor capacidad de concentración, nuestro cuerpo se siente más fuerte y resistente, y si eres muy disciplinada, hacer una práctica activa tipo Ashtanga, es estupendo. Es un momento perfecto para exigirle al cuerpo (siempre con mimo) y practicar asanas o vinyasas de fuerza de piernas, equilibrios, handstands, etc.

Este rincón es siempre tuyo, por eso estamos preparando una serie de vídeos para cada secuencia. Te gustaría?

Con mucho cariño,

Miriam.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s