Pon un mudra en tu vida!!

Realizar un mudra no requiere mucha habilidad, pero sí cierta rutina en la práctica. El tiempo recomendable estaría entre 3 y 45 minutos.

En las manos, al igual que en los pies, están reflejados todos nuestros puntos corporales. Es por eso que haciendo presión en ciertos puntos, ayudamos a desbloquear y armonizar la energía estancada, ya que la canalizan correctamente. Cada dedo representa un elemento y tiene una función:

Dedo pulgar: Representa el elemento del fuego. En él reside nuestra conciencia divina y, en el campo energético, nos ayuda a equilibrar nutriendo el cuerpo cuando debe alimentarse y destruyendo cuando debe eliminar.

Dedo índice: Representa al elemento aire y su cometido es proveernos de la capacidad de crear y de pensar. Este dedo nos trae las inspiraciones divinas. En él radican nuestros diferentes estados de ánimo. Tiene asignado el cuarto chakra (Anahata-Corazón).

Dedo medio: Representa al elemento éter y su fin es aportarnos la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual que tenemos al alcance. Tiene asignado el quinto chakra (Vishudda-Garganta).

Dedo anular: Representa al elemento tierra y su cometido es proveernos de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro, así como del equilibrio interior para afrontar cualquier situación. Tiene asignado el primer chakra (Muladhara-Raíz).

Dedo meñique: Representa al elemento agua y nos provee de la posibilidad de interactuar con otros seres humanos en la sociedad. Es el que nos permite relacionarnos correctamente. Se encarga de trabajar nuestras emociones. Tiene asignado el segundo chakra (Svadhistana-Sacro).

Que-son-los-mudras-1

Uno de los mudras más conocido es “Chin Mudra”. Es el mudra que se usamos en Hatha yoga para meditar. Es el mudra del conocimiento y es maravilloso para todo aquello que tenga que ver con la mente.

Sus beneficios y propiedades son perceptibles en los tres planos. En el plano emocional ayuda en el flujo de energía corporal para que circule equilibradamente, siendo útil así en enfermedades como los estados depresivos o eufóricos. En el plano mental fortalece la memoria y estimula la inteligencia. Ayuda a que el cerebro trabaje correctamente y, por último, en el plano espiritual y según el Hatha yoga, este mudra es tan potente espiritualmente que permite al practicante constante unir su alma al alma de Dios, ambas representadas en los dedos pulgar e índice.
Esto significa que con este mudra se puede alcanzar la iluminación o despertar de la conciencia.

La manera más provechosa de sacarle partido a este mudra es a través de la conocida posición del loto, o si te resulta difícil, colócate en una postura cómoda, donde tu espalda esté recta, la cabeza alineada, los ojos cerrados y el rostro completamente relajado.
Coloca tus manos sobre las rodillas y los dedos estirados apuntando al suelo en señal de energía activa.
Respira profundamente y di tres veces de corazón el mantra Om. En seguida empezarás a notar una gran paz y equilibrio interior.

Buena práctica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s