Los chakras. Qué son.

chakras
Los chakras en el cuerpo

Hablarle a un “nuevo yogi” de la energía y los chakras puede resultar de lo más abstracto y complejo. Voy a tratar de explicar aquí, humildemente, qué son los chakras y dónde están situados en nuestro cuerpo, a fin de poder identificarlos y asociarlos con nuestro cuerpo físico más fácilmente.

La traducción literal de chakra en sánscrito es: “rueda de energía”. Nosotros podríamos simplificarla como: “centro o vórtice de energía”. Son 7 y, aunque no pertenecen a nuestro cuerpo físico, si no al plano de la conciencia, interaccionan con él a través del sistema endocrino (glándulas) y el nervioso. Cada chakra se asocia a cada una de las glándulas endocrinas y, a la vez, a un grupo de nervios llamado plexo.

Se nombran en sentido ascendente y son los siguientes:

chakras

Con nuestro ritmo de vida actual, la rutina, el estrés, nos vemos envueltos, muchas veces por una espiral de la que nos es muy difícil salir y que además, merma nuestra capacidad de fijarnos en el presente. Hoy ya estamos pensando en mañana, haciendo planes de futuro y analizando cada cosa que hicimos ayer, etc., etc. Nuestra vida está sometida a una rápida “evolución” o progreso material y tecnológico que nos lleva a vivir muy deprisa sin apenas tiempo  de disfrutar de cada momento, perdiendo el foco. Es por eso que debemos buscar el equilibrio con la naturaleza, parar unos minutos, para evitar caer en la apatía, la depresión o el agobio.

Seguramente, no podamos cambiar de forma radical nuestras vidas, pero sí dedicar unos minutos al día a encontrar un tiempo y un espacio de paz y silencio para nosotros; concentrarnos en nuestros centros de vida (chakras) que se ven bloqueados por los pequeños contratiempos de nuestra vida cotidiana, impidiendo que la energía fluya correctamente, lo que provoca malestar físico y emocional. Si trabajamos para mantener nuestros chakras abiertos y receptivos, podremos alcanzar el equilibrio físico, mental y espiritual que tanto necesitamos.

Hay muchas formas de activar o desbloquear cada chakra, con alimentación, meditación,…(nos iremos deteniendo en cada uno en posteriores posts) pero lo ideal es que, una vez que te lo propongas, trates de ser constante. Comienza por encontrar un lugar en tu hogar donde te encuentres relajado, sereno, con una luz adecuada, donde no puedas ser interrumpido y RESPIRA!!

Sí, has leído bien, respira. Porque nuestra respiración también se ve influída por nuestro estilo de vida. Nuestras inhalaciones son cortas, quedándonos a la altura de las clavículas, sin aprovechar todo el espacio de nuestra capacidad pulmonar. Esto, aparte de bloquear la energía, impedir que fluya correctamente, también modifica nuestra postura; a veces caminamos encogidos, con los hombros tensos y con el pecho cerrado. Si llevamos la respiración al diafragma, llenando el abdomen por completo al inhalar y expandiendo nuestras costillas,  ayudamos al músculo diafragmático a destensarse, relajando a su vez la espalda, abrimos el pecho, y sentimos como la presión, el agobio, los nervios van desapareciendo poco a poco y desbloqueamos nuestro cuerpo y nuestra mente.

Empieza a practicar este sencillo pranayama (técnica de respiración) durante 5 minutos al día y verás los resultados.

Te deseo una buena práctica. Gracias por estar ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s